Nunca chapada a la antigua.

A Kelsey Coppetti le encanta el viento y la libertad de montar en moto.

Todo empezó al darse cuenta de un detalle. Kelsey vivía todavía en San Francisco cuando se dio cuenta de que cada vez había más motos pilotadas por mujeres. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que solo los hombres cruzaban la ciudad sobre dos ruedas. ¿Por qué ella no se había comprado una moto todavía? La idea de comprarse una moto no dejaría de rondar sus pensamientos.

«
Mi moto se llama "Abuelo Magneto", pero no pienses que conduzco como una abuela. #MAKEITSPEZIAL
»

Rápido y de forma relajada.

Rápido y de forma relajada.

Esta directora de marketing, que ahora trabaja en Los Ángeles, lleva desde el año 2012 enamorada de los retos mentales, físicos y emocionales que suponen montar en moto. "A veces, mi moto me transporta a mi propio mundo". A Kelsey, una vuelta en moto le reconforta el alma, le proporciona un respiro de la vida diaria. Una pizca de aventura. "Siento el viento. A veces, está muy calmado y todo lo que me rodea sigue cambiando".

+ Saber más

Kelsey sabe que montar en moto es peligroso, especialmente como habitante de Los Ángeles. El casco le salvó la vida. "Cuando te caes, tu mentalidad cambia y puede ser todo un reto superar el sentimiento que surge". Pero ella no quería, de ninguna manera, renunciar a su afición. Hacía tiempo que ya se había acostumbrado a la libertad y a sentir el viento en el pelo.

+ Saber más

La primera moto de Kelsey contaba ya con ya más de 14 000 kilómetros acumulados en el contador cuando la compró. Había tenido dos dueños. "Ahora, comparte su vida conmigo". Kelsey ha sido fiel a su "Abuelo Magneto", el cariñoso nombre que le puso, durante todos estos años. Una moto muy agradecida, aunque reconoce, dejando escapar una sonrisa, que no siempre la cuida como debería. "Cuando ya no puedo aplazarlo más, cojo el cubo de agua".  

+ Saber más

Y ¿cómo le gusta conducir? "Rápido y de forma relajada", dice Kelsey, mientras ríe. Para ella, eso no es una contradicción. Los domingos, le gusta dar alguna vuelta sola, sin planearlo, y a menudo, mientras escucha la música de "The Black Angels". Pero por supuesto, también le gusta pasear con sus amigos. Tiene pensado irse un fin de semana con el equipamiento para camping en su equipaje. Su novio también tiene moto (algo que Kelsey recomienda). "Es mucho más divertido cuando tu pareja también es motera".

+ Saber más
Más historias que pueden interesarte.

Hazla tuya.