Madame Freestyle

Sarah Lezito pone a bailar a su moto.

Sarah Lezito está considerada como la mejor piloto de acrobacias en categoría femenina del mundo. En los campeonatos mundiales de stunt, esta doble de Scarlett Johansson en las escenas con motos de Los Vengadores 2 logró terminar por delante de un sinfín de hombres en la clasificación. Ahora esta stunt francesa ha entrado a formar parte de la comunidad de BMW Motorrad.

«
Para mí, el freestyle es hacer lo que me apetezca. Subirme a una moto y divertirme. Mi estilo de vida es el freestyle.
»

Sarah Lezito

El trayecto hasta el trabajo de Sarah Lezito es corto. La joven de 24 años baja por la Rue de Champagne, dejando atrás restaurantes gourmet y elegantes bodegas, hasta llegar a Épernay. Importantes casas de alta alcurnia como Moët & Chandon poseen sus sedes en la región de Champagne, hogar del lujo francés. Al poco tiempo, Sarah llega a un aparcamiento vacío. Este es su lugar de trabajo. Sus horas de trabajo son flexibles y no tiene compañeros. En lugar de estacionar, Sarah pisa el acelerador.

Atraviesa el aparcamiento, da la vuelta y vuelve únicamente sobre la rueda trasera. Cambio a la rueda delantera, invertido y giro de ciento ochenta grados. Sarah acelera para hacer otro caballito, salta sobre el asiento y pone las piernas sobre el manillar. Durante diez minutos, su conducción provoca mareos a todo el que la mire, y esto es solo el calentamiento. La moto baila sincronizada con el cuerpo de Sarah como si de un caballo se tratase. Sin embargo, su corcel tiene una potencia de 159 caballos. Día tras día, Sarah acude a "su" aparcamiento. La policía y los vecinos ya la conocen. Es aquí donde nacen los trucos de la mejor piloto de stunt en la categoría femenina del mundo.

+ Saber más

Caballitos en los viñedos

El padre de Sarah Lezito apenas podía disfrutar de su quad, ya que su hija de 13 años se pasaba todo el tiempo sobre él intentando hacer caballitos.

El romanticismo que desprende la pequeña ciudad francesa de Épernay solamente lo supera el de la región en la que se encuentra. Las vides se acurrucan en las suaves colinas que enmarcan los numerosos pequeños pueblos con  campanarios de estilo románico. Es en uno de estos pueblos donde se crió Sarah Vignot, hija de un viticultor. Su apodo le Zito y su posterior nombre artístico se lo debe a una de sus dos hermanas mayores, quien la llama Zito. Su padre tiene un quad para trabajar en las viñas, pero casi nunca lo ve. Su hija Sarah, de 13 años, lo utiliza constantemente, tanto para quedar con sus amigos como para hacer caballitos. "Lo utilizaba prácticamente todos los días y entrenaba como una loca. Evidentemente, el quad no siempre acababa en buen estado y tenía que inventarme alguna excusa en casa", recuerda Sarah. "Cuando finalmente descubrieron la verdad, mis padres no sabían qué pensar. Pero con el tiempo, se acostumbraron". Sarah se ríe.

+ Saber más

Sarah pensaba seguir los pasos de su padre, pero cada vez recibía más y más ofertas como piloto de stunt y el motociclismo terminó por convertirse en su profesión.

Al poco tiempo, ya no le quedaba más variedad de trucos que realizar con el quad, pero Sarah quería más. Su ambición era muchísimo mayor que la de sus amigos. A los 16 años, se hizo con una moto de 125 c. c. Con ella podía hacer muchas más cosas y Sarah aprende rápido. Hace mucho tiempo que el pueblo se le ha quedado pequeño. Ahora se reúne con otras almas gemelas de toda Francia y entrena con ellas los fines de semana. Por la semana, va al colegio y, más adelante, estudia viticultura durante dos años. Es un ámbito con el que disfruta mucho, por eso piensa seguir los pasos de su padre, pero cada vez recibe más y más ofertas como piloto de stunt y el motociclismo pasará a convertirse en su profesión. Empieza para Sarah un nuevo capítulo de su vida. "Mis amigos y yo nunca nos habríamos imaginado que esto se convertiría en mi trabajo. Todavía me sigo divirtiendo con el stunt, solo que a un nivel diferente".

+ Saber más

Baile urbano

Ya sea con un caballito, un invertido o quemando rueda, Sarah Lezito alcanza la perfección con sus trucos.

Ser piloto de stunt ya es de por sí una profesión extraordinaria, pero resulta todavía menos frecuente si es una mujer la que la practica. "¿Eres piloto de stunt siendo mujer? ¿Sales en alguna película?", son algunas de las preguntas que le suele hacer la gente. Sienten curiosidad y tienen muchas preguntas. A Sarah no le importa responderles. Habla sobre sus papeles como doble de acción en escenas de cine, sobre concursos, campeonatos y espectáculos. No hay ninguna categoría especial para las mujeres. Sarah suele competir directamente con los hombres. "Al conducir, los hombres tienen más potencia y una expresión más firme, por eso he desarrollado mi propio estilo, centrado en el equilibrio y la fluidez". Las actuaciones de Sarah recuerdan a un baile de acróbatas elegante, poderoso y resuelto al mismo tiempo. Un baile sobre el asfalto y en las calles, un baile urbano. Con caballitos, invertidos, derrapes, acrobacias y demostraciones de quema de rueda.

+ Saber más

Las actuaciones de Sarah recuerdan a un baile de acróbatas elegante, poderoso y resuelto al mismo tiempo.

"Intento seguir mi propio estilo y alcanzar la perfección con mis trucos". No quiere tomar demasiados riesgos. Cree que la clave del éxito está en el crecimiento progresivo y en la mejora constante, sobre todo porque, en el pasado, sufrió una grave lesión de rodilla. "En octubre de 2015 me rompí el ligamento cruzado anterior en un choque. No fui al médico hasta cuatro meses después. Como no me quería perder la temporada de 2016, la operación se pospuso hasta otoño. Fue un error, porque al tener una rodilla inestable, dejé de confiar en mi cuerpo y, en cierto modo, me perdí la temporada igual". Sarah entrena con intensidad y compite contra sí misma. En 2017, quiso pisar a fondo el acelerador con la S 1000 R.

+ Saber más
«
Tuve que trabajar muy duro conmigo misma para controlar mi nerviosismo y, al mismo tiempo, ser más abierta con la gente.
»

Sarah Lezito

Timidez o espectáculo

Al principio, el mayor desafío de Sarah era el miedo escénico.

¿Las acrobacias en una moto son difíciles? Sin lugar a dudas. Pero a Sarah no le resultan difíciles. Su pasión parece no tener límite. Rendirse no es una opción. Sin embargo, su principal desafío es ser el foco de atención. "Siempre he sido tímida y no demasiado habladora". Al principio, la presión era enorme, especialmente porque Sarah siempre quiere ofrecer un buen espectáculo y hacer todo perfectamente. "Me sentía estresada porque todas las miradas se dirigían hacia mí. El estrés me provocó problemas en los brazos. Después de llevar conduciendo solo dos minutos, me bloqueaba", recuerda. Los efectos del miedo escénico eran tales que sus amigos apenas la reconocían. "Tuve que trabajar muy duro conmigo misma para controlar mi nerviosismo y, al mismo tiempo, ser más abierta con la gente. Soy una chica de campo, así que no me resulta fácil".

+ Saber más

Ahora ya no hay sitio para la timidez. Sarah ha elegido el espectáculo.

En 2013, Sarah participó por primera vez en los campeonatos mundiales de stunt celebrados en Polonia. Dos años después, en este campeonato alcanzó su máximo éxito hasta la fecha. Fue la única mujer de entre los 75 pilotos y terminó en novena posición. "Fue algo increíble, como si hubiera ganado. Los tíos que quedaron por delante de mí estaban locos de remate. Nunca tendré esas habilidades. Pero probablemente los espectadores recordarán a la chica aunque no sepan mi nombre". Sin embargo, sí hay mucha gente que se acuerda de su nombre. Con más de 2,5 millones de fans en Facebook, Sarah Lezito es casi tan famosa como la propia práctica del stunt. Comparte con sus seguidores fotos y vídeos sobre el entrenamiento diario que realiza con sus amigos. Ya no hay sitio para la timidez. Sarah ha elegido el espectáculo.

+ Saber más

En el plató del mundo

Como doble de acción de Scarlett Johansson, Sarah rodó las escenas con motos del éxito de Marvel Los Vengadores 2.

En palabras de Sarah Lezito, el talento es lo que te lleva a Hollywood. Le pidieron que participase en Los Vengadores 2, el taquillazo de Marvel. En la película, es la doble de acción de Scarlett Johansson para las escenas con motos. "Era mi primer trabajo en una película, y encima en una de las grandes. Estoy muy orgullosa", comenta Sarah con entusiasmo. "La experiencia fue una locura. En el plató había muchísima gente con gran talento, como los dobles para las escenas de lucha, con motos o de natación". En 2016, pilotó una BMW R 1200 RT en la película de suspense Inferno. Sus trabajos como doble de escenas de acción, en concursos, espectáculos y rodajes le han permitido a Sarah recorrer todo el mundo. Normalmente, solo pasa un par de días en casa antes de tener que volver a viajar. "A veces echo de menos mi vida tranquila en el pueblo. Pero en cuanto paso demasiado tiempo en casa, echo de menos viajar".

+ Saber más

"En la moto, los pilotos de stunt somos personas serias y centradas, pero el resto del tiempo todo es diversión y freestyle", afirma Sarah Lezito.

Cuando Sarah se toma un descanso, también sabe como disfrutar del tiempo en casa. "Para mí es muy importante dormir, la buena comida y el deporte al aire libre. Es la mejor forma de recuperarme. He aprendido mucho sobre nutrición y creo que con un estilo de vida saludable llegaré más lejos". Sarah no tiene un horario de entrenamiento propiamente dicho. "Me levanto y veo cómo me siento. Escucho a mi cuerpo". A pesar de su profesionalidad, para Sarah es importante que el foco de atención siga recayendo sobre la diversión. "A diferencia de muchos otros deportes, en el stunt no hay mucha competitividad. Los pilotos somos algo así como una familia. En la moto, los stunts somos personas serias y centradas, pero el resto del tiempo todo es diversión y freestyle".

+ Saber más
Más historias que pueden interesarte
Motocicletas adecuadas.