Compite

Las manos en el manillar. Los dedos en el puño acelerador. La mirada en la carretera que tienes delante. Make Life a Ride.

Parrilla de salida

Cuando la gente me mira no piensa directamente en las carreras de motos.

Cuando la gente me mira no piensa directamente en las carreras de motos.

No obstante, el motociclismo no es una cuestión de apariencia o sexo. No importa si eres el piloto o la pilota más rápida, siempre y cuando seas más veloz que los demás. Así que da igual lo que la gente piense de mí. Para mí, las carreras son lo único que cuenta y la próxima carrera es siempre la más importante. Tengo la mano en el acelerador y la mirada en la luz de salida en todo momento. A continuación, el mundo deja de existir.

+ Saber más

Línea perfecta

Rojo. No pestañees.

Rojo. No pestañees.

Rojo. El pestañeo es el enemigo. Rojo. El pestañeo es el instante en el que el ganador se separa de los perdedores. Las luces se apagan. Con cada pizca de fuerza de mi interior y toda la potencia que tengo debajo de mí, arranco y clamo mi voluntad al viento. Cambio. El mundo se convierte en una mancha temblorosa que pasa volando a mi derecha y a mi izquierda. Cambio. Lo único que sigue existiendo es el asfalto bajo mis suelas y la voz fantasmal del tiempo que susurra con su burla salvaje en el interior de mi casco: tic tac. Tic tac.

+ Saber más

Bandera a cuadros

Curva a la derecha. Al frenar gano en velocidad. Izquierda.

Curva a la derecha. Al frenar gano en velocidad. Izquierda.

Siento la línea de meta sobre el asfalto. Derecha. Voy sobre él. Izquierda. Está dentro de mí. Derecha. Somos uno. Izquierda. Comienza la recta. Esta es mi oportunidad. Cambio. Ahí está la línea de meta. Tic tac. Estoy deseando que llegue la próxima vez. Cambio.

+ Saber más
Más historias que pueden interesarte.
Motocicletas adecuadas.
spinner